Entrada destacada

Secuelas tardías, ¿una buena idea?

Hace poco se publicaba el primer teaser de Blade Runner 2049 , cuyo estreno está previsto para octubre de este año. Se trata de la secuela ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Asentando las bases


En Casino Royale (Martin Campbell 2006) los productores de la saga de 007 apostaron por reiniciar la serie. Se trataba de adaptar la primera novela de Ian Fleming, que era la única que no habían adaptado en la saga oficial, y aprovecharon para renovar por completo al personaje, mostrándonos a un Bond novato que acaba de estrenar su licencia para matar.

Ahora llega Quantum of Solace (Marc Foster, 2008) que nos ofrece algo que no había ocurrido antes, y es que la película es una continuación en toda regla de la anterior, sencillamente continúa desde el punto en que terminó Casino Royale. La película termina por sentar las bases de lo será el personaje, tal como lo conocemos: adicto a los martinis con vodka, enfrentado a una enorme organización criminal a nivel mundial, emocionalmente afectado, por lo que le costará volver a enamorarse, expeditivo en sus acciones, etc.

En cuanto al estilo visual de la acción se parece más a la saga de Jason Bourne que a la de James Bond, con planos muy cortos, movidos y confusos. Lo que sí es cierto es que resulta muy física y muy impactante.

Sobre la chica Bond se puede decir que es guapa pero sosa. Le hace sombra el recuerdo de Eva Green en Casino Royale, pero aun así resulta correcta, podría ser peor. Otra constante de la serie son los sofisticados títulos de crédito, que en esta son sensacionales, totalmente a la altura que se espera que estén.

En definitiva me ha gustado, es entretenida, encaja muy bien en lo que es el establecimiento de esta nueva etapa de la saga, pero creo que han cometido un error con el aspecto visual de las escenas de acción, que espero enmienden en las sucesivas entregas.

2 comentarios:

Sesión Golfa dijo...

Pues estamos de acuerdo en casi todo, por no decir en todo, compañero.

Jefe Dreyfus dijo...

yo prefiero un bond con flema británica más que un Bourne, que para eso ya está, precisamente, Bourne!!