Entrada destacada

El verano ya llegó

Que si verano por aquí, que si verano por allá… No se habla de otra cosa en estos días. Y no es para menos por la fuerza con que ha entrado ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

sábado, 30 de enero de 2010

El color de la inocencia


En los albores de la Primera Guerra Mundial, la tranquila vida de un ídílico pueblo alemán se ve alterada por una serie de extraños sucesos. La cinta blanca (Das weisse Band, Michael Haneke 2009) es un lazo que le ponían a los niños cuando se portaban mal para recordarles su inocencia y pureza. El director nos muestra como una sociedad excesivamente puritana y represora, emponzoñada de hipocresía y oscurantismo, sirve como germen de la crueldad, la envidia y la venganza.

Impecablemente fotografiada en blanco y negro y con cierto aire hitchcockiano, la película de Haneke resulta inquietante a pesar de su ritmo pausado. Trata sobre el origen de la violencia, pero ésta ocurre siempre fuera de campo. Por ello no es desagradable pero sí muy sobrecogedora.

En cuanto a referencias cinematográficas se podría decir que es un cruce entre Los pájaros (The birds, Alfred Hitchcock 1963) y El pueblo de los malditos (Village of the damned, Wolf Rilla 1960) con ciertas reminiscencias a La noche del cazador (The night of the hunter, Charles Laughton 1955). El silencio incómodo y la ausencia de partitura musical en el metraje, sólo suena música cuando alguien la toca en la escena, provocando la angustia de no saber qué está pasando, es una sensación muy parecida a la transmitida por el clásico de Hitchcock, mientras que la apatía y frialdad de los niños nos remite a la estimable película de Rilla, que por cierto tuvo un remake de la mano de John Carpenter en 1995. Por otra parte el tono inocente de la narración en off sobre lo macabro del asunto tratado, le confiere un aire de cuento infantil oscuro parecido al de la gran película de Laughton.

Triunfadora en Cannes y en los Globos de Oro, se perfila como favorita para el Oscar a Mejor película de habla no inglesa.

Se ha hablado sobre si el film de Haneke trata acerca de los orígenes del nazismo. El hecho de la época en la que se desarrolla la acción y algún detalle, como la cinta blanca en el brazo al igual que los brazaletes que los nazis ponían a los judíos, nos puede llevar a la conclusión de que esos niños con infancias traumáticas son los futuros adultos de la alemania de Hitler. Sin embargo no es explícito que el gran tema de la película sea ese, o al menos no da esa sensación al espectador medio. Otro film alemán reciente que sí aborda abiertamente las causas del nazismo es La ola, en la que un profesor analiza con sus alumnos si sería posible que volviese a triunfar el totalitarismo en la sociedad actual y para ello realizan en clase un ejercicio práctico sobre la autocracia.

sábado, 23 de enero de 2010

Cameron da la campanada


Esta semana se han entregado los Globos de Oro, que se suelen considerar como la antesala de los Oscar, y contra todo pronóstico Avatar se ha llevado el galardón a Mejor Película. El film de James Cameron está arrasando las taquillas del mundo entero por la espectacularidad de sus imágenes, por lo que cualquier premio en categorías técnicas es ganador seguro, pero la opinión negativa unánime de la crítica y el público hacia la simpleza de su historia, no parecía augurar reconocimientos más allá del ámbito tecnológico, y puesto que este tipo de categorías no están reflejadas en los Globos de Oro, no parecía a priori que Avatar tuviera mucho que hacer en esta ceremonia. Pues por si fuera poco el Globo a Mejor Película también Cameron se ha alzado con el premio a Mejor Director.

Otros premios sin embargo han cumplido las expectativas, como Up, a Mejor Película de Animación, o Mejor Actor de Reparto para Christoph Waltz por Malditos bastardos, cuya interpretación sorprendió tanto a público como a crítica a nivel internacional. También el Globo a Mejor Película en Lengua Extranjera para La cinta blanca era previsible tras su triunfo en Cannes, e incluso se puede decir que Robert Downey Jr. como Mejor Actor de Comedia por Sherlock Holmes era también factible que ganara y así ha sido.

En general se puede decir que Avatar rompe moldes no sólo en la industria de los efectos especiales y en la taquilla sino también en otros ámbitos de la historia del cine.

Golden Globes 2010

lunes, 18 de enero de 2010

Una buddy movie de época


Llega a las salas una nueva versión de uno de los detectives más famosos del mundo: Sherlock Holmes (Guy Ritchie, 2009). Holmes y Watson se enfrentan a un oscuro complot para cambiar el orden de las cosas.

El irregular director de la interesante y original, aunque algo sobrevalorada, Snatch, cerdos y diamantes (Snatch, 2000) y el engendro impresentable de Barridos por la marea (Swept away, 2002), nos presenta ahora una trepidante y vibrante película de aventuras, con un diseño de producción espectacular y un ritmo de montaje frenético, en ocasiones atropellado. Dirige con oficio, aunque a veces denote cierta dispersión de intenciones.

El tono de la cinta es una mezcla de humor y acción en la línea de las buddy movies, o "películas de colegas", tipo Arma letal (Lethal weapon, Richard Donner 1987) pero ambientada en el siglo XIX, por lo que los personajes hablan sin decir tacos y se tratan de usted. Robert Downey Jr. y Jude Law interpretan a Holmes y Watson respectivamente, y la química entre ellos como colegas funciona a la perfección. Ambos encarnan a sus personajes con convicción y despliegan todo su carisma de grandes estrellas en la pantalla. Igual que en 2008 se enfundó la piel de Tony Stark para Iron Man como si hubiese nacido para ese papel, Downey ha encontrado otro personaje hecho a su medida en la versión macarra y atlética del célebre detective creado por Arthur Conan Doyle. Y es que este Holmes aparte de tener una mente privilegiada también hace gala de un estado de forma física considerable y una gran destreza para la lucha, a pesar de la vida desordenada y despreocupada que lleva. El dúo protagonista está secundado por Rachel McAdams, como ladrona y amante de Holmes, y Mark Strong, en el rol del malo de la función, que aportan cierto peso en sus interpretaciones, aunque a sus respectivos personajes no se les da mucha cancha para mayor lucimiento. Concretamente Mark Strong hace del típico villano megalómano y sus frases no resultan ridículas o trilladas, como cabría esperar, lo cual es un gran mérito del actor.

El conjunto va aderezado con una partitura musical de Hans Zimmer que es sencillamente sensacional. Encaja perfectamente en el tono moderno de sus formas y al mismo tiempo clásico en su ambientación. Un mestizaje tonal complicado para dar con las notas adecuadas, pero Zimmer lo consigue.

En definitiva dos horas de metraje muy entretenidas y divertidas, cuyos puntos fuertes están en el carisma de sus protagonistas, la banda sonora y una recreación fascinante del siglo XIX londinense.

Más información sobre esta película

domingo, 10 de enero de 2010

Arranca 2010

Comienza un nuevo año cinematográfico que en principio parece que tiene un tono parecido al de estos últimos años, con numerosas secuelas y remakes.

Si 2008 fue un año estupendo para Robert Downey Jr. al convertirse en estrella absoluta con dos taquillazos, Iron Man y Tropic Thunder, parece que en 2010 intentará repetir la hazaña con Sherlock Holmes y Iron Man 2. En principio ambos títulos son muy prometedores. Hablando de secuelas también habrá tercera parte de Toy Story, esta vez en 3D, y cuarta entrega del ogro verde en Shrek. Felices para siempre, que se presenta como el capítulo final de la serie. Y ya que estamos con animación, Walt Disney nos trae Tiana y el sapo en la línea de sus tradicionales animaciones tipo La bella y la bestia o Aladdin.

Una nueva adaptación de serie televisiva: El equipo A salta a la gran pantalla de la mano de Joe Carnahan con Liam Neeson en el papel de Hannibal Smith. En otro tono pero también desde la tele llega otra secuela: Sexo en Nueva York 2.

En el cine español vuelve a la carga Santiago Segura con Torrente 4, el actual presidente de la Academia de Cine Español Alex de la Iglesia estrena Balada triste de trompeta, y parece que veremos la adaptación del cómic El capitán Trueno, proyecto que intentó hace unos años Juanma Bajo Ulloa y que parece que ahora va a cuajar de la mano de Daniel Calparsoro.

Bajo la dirección de los grandes veteranos con sus respectivos actores fetiche tendremos el thriller Shutter island de Martin Scorsese con Leonardo di Caprio, una nueva versión de Alicia en el país de las maravillas, servida por Tim Burton con Johnny Depp, enésima versión de Robin Hood, esta vez de Ridley Scott con Russel Crowe, y Clint Eastwood con Morgan Freeman nos traen la prometedora Invictus.

Otros títulos que ya han sonado en la red son la comedia de Jason Reitman Up in the air, con George Clooney de protagonista, el remake de Furia de Titanes rodado en la isla de Tenerife bajo la dirección de Louis Laterrier, responsable de El increíble Hulk, y un gran acontecimiento: por fin podremos ver en una escena juntos a Stallone, Schwarzanegger y Willis, será en The Expendables, la nueva película de Stallone que reúne a varios actioners en una aventura de acción a la antigua usanza.

El espectáculo está servido.