Entrada destacada

Secuelas tardías, ¿una buena idea?

Hace poco se publicaba el primer teaser de Blade Runner 2049 , cuyo estreno está previsto para octubre de este año. Se trata de la secuela ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

sábado, 30 de julio de 2011

Vaya desmadre de boda


Kristen Wiig, a la que vimos recientemente en Paul, escribe, coproduce y protagoniza La boda de mi mejor amiga (Bridesmaids, Paul Feig 2011), una desmadrada comedia de humor gamberro y escatológico en la línea de las sagas de adolescentes Porky’s o American Pie, pero protagonizada por mujeres de treinta y pico años. Lilian, una chica cercana a los cuarenta encuentra por fin al hombre de su vida. Inmediatamente se lo cuenta a su mejor amiga desde la infancia, Annie, a la que nombra primera dama de honor. Cuando conoce al resto de damas, una de ellas, Helen, rivaliza con Annie por ser la mejor amiga de la prometida y la que se sabe montar una buena ceremonia.

La galería de personajes es la mejor baza de la película. Son seis mujeres, la novia más cinco damas de honor, cada una de las cuales está bien definida y cada rol representa un tipo femenino diferente, de distintos círculos sociales, todas en una edad en la que se plantean los errores y aciertos de sus vidas, los éxitos y los fracasos, y cómo encarar el futuro. Una propuesta muy atractiva que sin embargo se ve empañada por un humor excesivamente grueso que caricaturiza a los personajes, restándoles capacidad de trascendencia, y por un tratamiento formal demasiado televisivo, que da la sensación al espectador de estar viendo un capítulo de una teleserie en vez de un largometraje de cine. No obstante es entretenida, divertida a ratos y se deja ver, especialmente en fechas veraniegas, aunque el planteamiento que subyace podría haber dado lugar a una película mucho más interesante.

Este film se estrena el próximo 12 de agosto pero he tenido oportunidad de verla anticipadamente en un pase para blogueros de cine organizado por Social Noise.

Leer critica La boda de mi mejor amiga en Muchocine.net
También en Amigos de Sensacine

miércoles, 20 de julio de 2011

Frases twitteadas Vol.I


Normalmente Twitter se nutre bastante de este blog, así que ¿por qué no nutrir también al blog con Twitter? Desde hace un mes, más o menos, he comenzado a twittear citas de películas, algunas veces son de las míticas que todo el mundo conoce, y otras veces son frases que no se han hecho famosas pero que se me antojan interesantes.

A continuación recopilo las 10 primeras siguiendo el siguiente formato:
“Frase”, actor (personaje), Título en español (Título original, director, año).

Empieza el espectáculo:

1. “Si salgo vivo de este caso me voy a poner a bailar”, Bruce Willis (Joe Hallenbeck), El último boy scout (The last Boy Scout, Tony Scott, 1991).

2. “¿Y si no hay mañana? Hoy no lo ha habido.”, Bill Murray (Phil Connors), Atrapado en el tiempo (Groundhog day, Harold Ramis, 1993).

3. “Si algo no se rompe, ¿para qué pegarlo?”, Woody Allen (CW Briggs), La maldición del escorpión de jade (The curse of the jade scorpion, Woody Allen, 2001).

4. “En el mundo de la publicidad no existe la mentira, si acaso se llama exageración.”, Cary Grant (Roger Thornhill), Con la muerte en los talones (North by northwest, Alfred Hitchcock, 1959).

5. “Le haré una oferta que no podrá rechazar”, Marlon Brando (Vito Corleone), El padrino (The godfather, Francis Ford Coppola, 1972).

6. “Lo difícil de echarse un farol es saber cuándo hay que dejarlo.”, Scott Glenn (Bart Mancuso), La caza del Octubre Rojo (The hunt for Red October, John McTiernan, 1990).

7. “Un mundo que ha sido capaz de crear el Taj Mahal, a William Shakespeare y la pasta dentífrica, algo bueno tendrá.”, James Cagney (C.R. MacNamara), Uno, dos, tres (One, two, three, Billy Wilder, 1961).

8. “Mi psicoanalista me lo advirtió, pero eras tan guapa que cambié de psicoanalista.”, Woody Allen (Isaac), Manhattan (Manhattan, Woody Allen, 1979).

9. “Vivo o muerto tú vendrás conmigo.”, Peter Weller (Alex J. Murphy), Robocop (Robocop, Paul Verhoeven, 1987).

10. “Jack ha muerto, amigo mío, puedes llamarme… Joker.”, Jack Nicholson (Jack Napier/Joker), Batman (Batman, Tim Burton, 1989).

sábado, 16 de julio de 2011

De viaje con un alien muy cachondo llamado Paul



Un par de amigos de Reino Unido, uno escritor de novela gráfica, el otro su ilustrador, viajan a Los Angeles para visitar la prestigiosa feria del mundo de la viñeta Comic-con, y a continuación hacer una ruta en autocaravana por los lugares relacionados con temática alienígena, como Roswell o el Area 51. De pronto en su camino se cruza un extraterrestre de verdad que les pide ayuda.

Este es el punto de partida de Paul (Greg Motola, 2011), una road movie en clave de comedia desmadrada, mezclada con el imaginario visual y conceptual de la ciencia ficción creado en las últimas décadas por el tándem Lucas-Spielberg. El resultado es un refrescante producto veraniego plagado de guiños cinéfilos a los grandes títulos del género, y a otros films de culto, así como de humor gamberro que en algunos momentos puede rayar en la irreverencia, y es que Paul es un alien un tanto macarrilla que se ríe de todo y de todos. A veces no está muy claro si el chiste es un homenaje, una crítica o simplemente una burla. Va un poco de sobrado, algo así como el pato espacial de Howard: un nuevo héroe (1986), aunque aquel tenía una ironía menos ácida que este nuevo pasota galáctico que ahora nos ocupa.

El hecho de que los protagonistas sean turistas británicos en Estados Unidos, le aporta un valor añadido al conjunto en lo que se refiere al humor basado en las diferencias culturales. El guión está firmado por los dos protagonistas, Simon Pegg y Nick Frost. A Pegg lo hemos visto en la piel de Scotty en la precuela de Star Trek, y este año nos lo volveremos a encontrar en la pantalla con dos títulos muy potentes: Las aventuras de Tintín, en la que también estará Frost, y la nueva entrega de Mission: Imposible. Les acompañan en el reparto Jason Bateman, que hacía pareja con Jennifer Garner en Juno, Kristen Wiig, a la que veremos próximamente protagonizando La boda de mi mejor amiga, y pone la guinda del pastel actoral una aparición estelar de Sigourney Weaver.

Risas, efectos especiales y guiños continuos al Séptimo Arte son los ingredientes de este entretenido y fresco cocktail, no apto para todos los paladares, para disfrutar en una tórrida tarde de verano.

El club de Amigos de Sensacine tuvo la ocasión de ver en primicia este film en su primer Community Day.

Leer critica Paul en Muchocine.net
También en Amigos de Sensacine

domingo, 10 de julio de 2011

Un chino perdido en Buenos Aires


Un cuento chino (Sebastián Borenzstein, 2011) es una nueva coproducción hispano argentina con Ricardo Darín de protagonista y Gerardo Herrero entre los varios productores del film. Ambos habían colaborado en 2009 en el estupendo thriller El secreto de sus ojos y ahora cambian de tercio para traernos una divertida comedia a medio camino entre el retrato costumbrista y el realismo mágico, en una muy curiosa historia inspirada en hechos reales. Y digo curiosa porque lo más fantástico del asunto es la realidad en que se basa y lo más cercano a lo cotidiano es pura ficción.

La trama se desencadena cuando en una aldea china una joven pareja disfruta de un relajante paseo en barca y de pronto una vaca cae del cielo aplastando a la chica. El novio se va entonces a Buenos Aires en busca de un tío suyo que había emigrado en el pasado y allí topa con Roberto, un huraño ferretero de espíritu bondadoso acostumbrado a vivir en soledad, que se sorprende a sí mismo haciendo de buen samaritano. La relación del argentino, que sólo habla español, con el chino que sólo habla mandarín, es un buen ejemplo de comunicación entre personas por encima de barreras culturales y lingüísticas. Cuando las cosas se quieren hacer bien se supera cualquier obstáculo.

El tono de la película es fresco y ligero, de una aparente simplicidad que trasluce un contenido más humano y emotivo de lo que parece en la superficie. El ritmo narrativo es adecuado, sin altibajos, constante manteniendo el interés en todo momento. Ricardo Darín hace alarde de su gran carisma que sostiene el film durante todo el metraje. El conjunto está aderezado con divertidísimos gags de un humor sutil y elegante que hacen más distendido el relato.

En definitiva se trata de una muy recomendable película, muy humana , divertida, con buenos actores y una historia arriesgada que Sebastián Borenzstein resuelve con oficio en su doble faceta de guionista y director.

Leer critica Un cuento chino en Muchocine.net
También en Amigos de Sensacine

domingo, 3 de julio de 2011

Sensacine celebra su primer Community Day


Y esperemos que no sea el último. Ayer, 2 de julio de 2011 era el gran día. Sensacine organizó en Madrid un evento estupendo donde el gran protagonista ha sido el CINE tratado por grandes amantes del Séptimo Arte. Galax Pictures asistió al acontecimiento donde se reencontró con viejos conocidos como Cinedanía, De fan a fan o Cineralia y además estableció nuevos contactos con otros interesantes blogs como Vadecine, Mis críticas de películas o Cinemascomics.


La jornada comenzó, por gentileza de Universal Pictures, con un pase en exclusiva de Paul, una divertida comedia de la que daré parte más adelante ya que se estrena el próximo 22 de julio.

Durante la comida se habló sobre el futuro del cine. Parece que lo más comentado es el tema de la tecnología 3D, y la opinión más extendida es que tiene poco futuro. Finalmente se jugó un divertido concurso de cine por equipos, en el que Galax Pictures unió fuerzas con Cinemascomics para alcanzar un satisfactorio segundo puesto.

Así transcurrió el día, hablando de cine en buena compañía. Un plan estupendo para pasar un caluroso sábado de verano.