Entrada destacada

Promo de Galax Pictures 2017

Busca en Galax Pictures Cine Blog

sábado, 30 de noviembre de 2013

Perseguidos por su pasado

Una ex-activista de un antiguo grupo pacifista, se entrega a las autoridades acusada de asesinato, después de treinta años viviendo en el anonimato, escapando de la justicia. Esta noticia hace que un joven y ambicioso periodista de un diario local investigue el por qué de esta decisión. Al remover el pasado muchas personas, que habían dejado atrás su vida militante, se verán salpicados de una forma u otra por un asunto que continuaba abierto desde hacía tres décadas.

Es el argumento de Pacto de silencio (The company you keep), la nueva película del septuagenario actor y director Robert Redford, que si bien su filmografía tras la cámara no ha sido tan prolífica como la de su también incombustible coetáneo Woody Allen, igualmente demuestra una maestría y un buen hacer del oficio cinematográfico dignos de mención, como fruto de su talento y veteranía en la industria. Sin llegar a ser tan redonda como la estupenda Leones por corderos, Pacto de silencio es un sólido thriller de corte político y periodístico que aborda el tema sobre las consecuencias de los errores del pasado, así como el debate de hasta dónde las acciones se pueden justificar como moralmente correctas o no en función de parámetros subjetivos como los lazos de amistad, el compromiso y la defensa de causas ideológicas.

A Robert Redford lo secundan un buen elenco de veteranos como Susan Sarandon, Julie Christie, Chris Cooper, Brendan Gleeson, Richard Jenkins, Sam Elliot y Nick Nolte. En un segundo escalón de veteranía encontramos a Stanley Tucci y Terrence Howard, visto hace poco en Prisioneros. Finalmente entre los más jóvenes destacan Shia LaBeouf, el chico de la saga Transformers, Anna Kendrick, de la saga Crepúsculo, y Brit Marling, vista el año pasado en El fraude, junto a Richard Gere.

El resultado final de Pacto de silencio es un solvente thriller de estilo clásico, con alguna leve caída de ritmo, pero con una buena historia y un sólido elenco de actores.


Leer critica Pacto de silencio en Muchocine.net

domingo, 24 de noviembre de 2013

Retrato de una mujer que lo ha perdido todo

Podcast (versión audio de este artículo):
El incombustible Woody Allen mantiene, a sus 77 años, su cita anual con la cartelera. Este año la película es Blue Jasmine, la historia de una mujer casada con un hombre de negocios que vive a todo tren en Nueva York hasta que ese mundo de glamour y lujo se va a pique, ya que los asuntos financieros de su marido no son realmente limpios. Es entonces cuando Jasmine se traslada a San Francisco a casa de su hermana, que es el polo opuesto a ella: la rebelde de la familia, el patito feo que sobrevive como puede tanto en lo profesional como en lo personal.

Allen compone un mosaico antropológico muy interesante sobre cómo el dinero y el poder influyen en las relaciones personales de la gente estableciendo diferencias sociales, incluso dentro de la propia familia. El tono del film es de tragicomedia. El humor oxigena el drama vivido, de forma que el resultado final tiene un tono dramático pero ligero, más cercano al de Delitos y faltas que al de sus desgarradas tragedias Match Point y El sueño de Cassandra.

Cate Blanchet protagoniza la película con gran carisma, fuerza y presencia. Ella es al personaje de Jasmine lo que fue en su momento Diane Keaton para Annie Hall. Blanchet ganó el Oscar a Mejor Actriz Secundaria por El aviador; quizá con Blue Jasmine podría optar al de Mejor Actriz Principal, porque la verdad es que está espléndida. Un trabajo impecable de esta actriz australiana, capaz de combinar personajes ricos en matices como el de Jasmine, o el de Daisy en El curioso caso de Benjamin Button, con otros del cine más aventurero haciendo unas veces de heroína, como en Robin Hood, y en otras ocasiones de villana, como en Hanna o en Indiana Jones y el reino de la Calavera de Cristal.

Aunque Cate sea la estrella, el resto del elenco no desmerece en absoluto. Todos trabajan bien. Completan el reparto Alec Baldwin, Sally Hawkins y Bobby Cannavale. Me ha hecho gracia la presencia en un papel secundario de Andrew Dice Clay, el protagonista de una rareza de 1990 titulada Las aventuras de Ford Fairlane, un desparrame del director Renny Harlin, cuyo protagonista era apodado "el detective rock and rollero".

En definitiva, con Blue Jasmine Woody Allen nos brinda este año una gran película con una gran actriz al frente del elenco. Totalmente recomendable.


Leer critica Blue Jasmine en Muchocine.net

domingo, 17 de noviembre de 2013

Delincuentes bajo cero

Gracias a Sensacine por el preestreno de La huida.

El director austriaco Stefan Ruzowizky, artífice de Los falsificadores, nos trae a las pantallas La huida (Deadfall), un thriller cuyo marco de acción es una zona rural de Estados Unidos, cerca de la frontera con Canadá, en un hostil paraje nevado con ecos de títulos como por ejemplo Operación Reno, de John Frankenheimer, o Fargo, de Joel y Ethan Cohen. En este caso se trata de dos hermanos que han atracado un casino y tras perderse en este paisaje helado intentan cruzar la frontera para huir del país con el botín. En su camino se cruza un ex boxeador que acaba de salir de la cárcel y va a visitar a sus padres en el día de Acción de Gracias.

El elenco de actores goza de varios rostros conocidos encabezado por Eric Bana, muy convincente en su papel de matón, y en roles secundarios se cuenta con el buen hacer de los veteranos Treat Williams, Kris Kristofferson y una entrañable Sissy Spacek. Les acompañan los jóvenes actores Olivia Wilde, vista en Tron: Legacy, Kate Mara y Charlie Hunnam.

La realización es técnicamente correcta, aunque se echa en falta un poco de tensión en determinados momentos. El resultado final se ve lastrado por un guión con una trama poco original, pero bien estructurada, cuya mayor debilidad son unos diálogos que abundan excesivamente en los tópicos y clichés del género.

Queda por tanto un mero thriller que se deja ver pero que no aporta nada al género y le falta garra, resultando así algo descafeinado. No obstante los paisajes y los actores hacen que valga la pena el visionado del film.


Leer critica La huida en Muchocine.net

lunes, 11 de noviembre de 2013

Temporada de esquí

El Institut Français de Madrid, dentro de su programa cultural, presentó la semana pasada en primicia la película Sister, que se estrenará el próximo 15 de noviembre en salas comerciales. Gracias a Cinemanet tuve la oportunidad de ir a este preestreno.

En una estación de esquí en Suiza, un niño de 12 años llamado Simon se dedica a robar material de deportes de invierno a unos para revenderlo a otros. Se trata de un niño que vive con su hermana mayor, una joven emocionalmente inestable, de manera que el menor es quien demuestra mayor grado de madurez para salir adelante, aunque sea al margen de la ley.

Este es planteamiento de Sister (L'enfant d'en haut), una producción franco-suiza dirigida por Ursula Meier, que pone de relieve la dureza de una infancia truncada por un hogar roto, caótico, con serias carencias afectivas, en un país del Primer Mundo. Se ve así cómo la ausencia de valores familiares en las sociedades avanzadas de hoy día, pueden acarrear problemas como la maternidad no deseada, la falta de ilusión, la vida a la deriva, sin rumbo, sin aspiraciones, sin referentes. Este marco es el que lleva al protagonista a ganarse la vida de un modo moralmente reprobable, a pesar de que en su fuero interno no haya mala intención para delinquir sino el mero instinto de supervivencia.

En cuanto a valores cinematográficos la película destaca por las magníficas localizaciones y unas sobresalientes interpretaciones de sus dos actores principales, especialmente la del niño. En contra el film adolece de un ritmo irregular y una cierta ambigüedad de intenciones en el desenlace de la película. Deja cierta sensación de no saber exactamente qué nos quiere contar su autora.

En definitiva estamos ante un potente drama social cuyo planteamiento es bueno, pero su resolución es discutible, y que en cualquier caso se trata de una producción de bajo presupuesto bien aprovechado. Recursos escasos de los que su directora sabe sacar el máximo partido tanto en el apartado técnico como artístico, con una estupenda dirección de actores.


Leer critica Sister en Muchocine.net

domingo, 3 de noviembre de 2013

El cine da mucho juego

Hace poco publicaba la reseña de El camino de vuelta. En esta película hay una escena en que la pareja protagonista pretende crear ambiente familiar con sus respectivos hijos de matrimonios anteriores, jugando a un juego de mesa llamado Candy Land. No es la primera vez que se utilizan los juegos de tablero como icono para retratar lazos de unión familiares. El gran clásico de todos los juegos, el Ajedrez, ha servido para mostrar en pantalla escenas de relaciones entre padre e hijo en películas como El guardaespaldas, con Kevin Costner y Ralph Waite haciendo de hijo y padre respectivamente, o Independence Day, con Jeff Goldblum y Judd Hirsch.

El Ajedrez ha dado mucho juego en el cine. Por ejemplo, En busca de Bobby Fisher, un melodrama sobre un niño al que se le da de miedo el Ajedrez y lo comparan con el legendario jugador que da título al film. Por otra parte el mundo de los campeones de Ajedrez también ha servido para el thriller con Jaque al asesino, una cinta de suspense en la que un campeón de Ajedrez se ve envuelto en la turbia trama de un asesino en serie. Dirige el cineasta suizo Carl Schenkel a un elenco de actores encabezado por Christopher Lambert, Diane Lane y Tom Skerrit. La película sigue la corriente del cine de psicópatas que se puso de moda en los años 90 a raíz del éxito demoledor de El silencio de los corderos.
Otro aspecto interesante es el de hacer películas basadas en juegos de mesa. Hasta hace poco se leía en los medios que Ridley Scott tenía como proyecto una adaptación del Monopoly a la gran pantalla. Parece que de momento se ha quedado estancado, pero quien sabe si más adelante podrá retomarse. La que sí llegó a buen puerto en su momento fue la película basada en el famoso juego Cluedo, de descubrir "quién es el asesino", muy de moda en los años 80, y que dio para el cine la película El juego de la sospecha, de 1985, en clave de comedia de misterio con un tono cercano a Un cadáver a los postres, de 1976. El juego de la sospecha fue el debut en la dirección de Jonathan Lynn, que más tarde lograría títulos de cierta repercusión como Mi primo Vinny o Falsas apariencias. El reparto estaba formado por actores habituales de la época como Tim Curry, Eileen Brennan, Madeline Kahn o Christopher Lloyd, entre otros.

Y para finalizar tenemos la película en la que un juego de mesa es el protagonista: Jumanji. Basada en un cuento infantil de Chris Van Allsburg cuenta cómo dos niños juegan al Jumanji, un juego mágico en el que encuentran a un tipo que lleva varios años encerrado en el juego. La película está dirigida por Joe Johnston, artífice de Rocketeer, y protagonizada por Robin Williams en un papel histriónico hecho a su medida. También podemos ver a Kirsten Dunst de niña, antes de convertirse en la novia de Spiderman con la saga de Sam Raimi sobre el arácnido superhéroe de Marvel. Jumanji es una delirante y divertida película de aventuras, con un tablero mágico y un montón de animales salvajes generados por ordenador correteando por doquier.