Entrada destacada

Secuelas tardías, ¿una buena idea?

Hace poco se publicaba el primer teaser de Blade Runner 2049 , cuyo estreno está previsto para octubre de este año. Se trata de la secuela ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

miércoles, 26 de agosto de 2015

Una familia muy "espacial"

Mucho se habla en las redes sobre la hipótesis de que la llegada del hombre a la luna en 1969 fuese un montaje y que realmente el satélite nunca haya sido pisado por el ser humano. Incluso se ha dicho que las imágenes que todos conocemos podrían haber sido rodadas en un estudio de Hollywood y que el mismísimo Stanley Kubrick, que estrenaba 2001: una odisea del espacio el año anterior, podría haberse hecho cargo de la dirección.

En base a estas leyendas urbanas el director Enrique Gato y los guionistas Jordi Gasull y Javier López Barreira, artífices de Las aventuras de Tadeo Jones, se superan a sí mismos tanto en guión como a nivel técnico, y nos traen ahora Atrapa la bandera, una fascinante película de animación que supone un canto a la importancia de la unión de la familia en forma de cine de aventuras con reminiscencias a títulos como Los Goonies, Space cowboys o Apolo XIII. Un millonario megalómano pretende demostrar que realmente la llegada a la Luna ha sido una farsa, por lo que perpetra el plan de ir allí él mismo en una nave de su propia creación. La NASA no puede consentir que este indivíduo vaya a reescribir la historia destrozando las pruebas de que realmente sí llegaron en 1969, y para ello reactiva un antiguo programa espacial.

Protagoniza la historia un niño que es hijo y nieto de astronautas, aunque es un protagonismo muy compartido, ya que tanto sus amigos como sus familiares tienen mucho peso en la trama. Funciona muy bien a todos los niveles, desde el meramente técnico hasta los momentos más emocionales que consiguen tocar la fibra sensible del espectador. Los personajes tienen calado, están bien definidos, y la historia está muy bien pergeñada dosificando y entrelazando hábilmente los momentos de acción con los más tiernos y los más divertidos. Resulta una película muy equilibrada en ese sentido de ofrecer distintos ingredientes y que estén todos perfectamente mezclados, cada uno en su justa medida.

Buena trama, buenos personajes, buen ritmo y un nivel de calidad técnica muy alto. Aventuras y diversión de primer nivel para toda la familia. Sin duda una de las mejores películas del verano.

domingo, 23 de agosto de 2015

Quiero ser una estrella de Rock

La guionista de Juno, Diablo Cody, y el director de El silencio de los corderos, Jonathan Demme, unen talentos en Ricki (Ricki and the flash), una comedia sobre una cantante de Rock que cierto día recibe la llamada de su ex-marido, casado en segundas nupcias y que ha criado a sus tres hijos en un ambiente elitista muy alejados del estilo de vida de la madre, debido a que la hija de ambos ha caído en una profunda depresión al ser abandonada por su marido. La madre va a pasar unos días con su hija y durante su estancia salen a flote las heridas del pasado familiar, así como los contrastes clasistas derivados de los distintos modos de vida de cada uno.

Protagoniza Meryl Streep, sensacional como siempre, en un registro poco habitual en ella. La secunda Kevin Kline, también estupendo. En realidad es una película de actores en los que todos rezuman autenticidad en sus interpretaciones, mérito también de un buen trazado de personajes en el guión. De los secundarios cabe destacar a Rick Springfield, compañero de la protagonista en la banda de rock y también en el plano sentimental, así como Mamie Gummer en el rol de la hija desquiciada.

La música juega un papel muy importante en la película con temas míticos de Bruce Springsteen, U2, o incluso de Lady Gaga, versionados para la ocasión por la banda de rock protagonista. El director maneja muy bien las emociones consiguiendo momentos que tocan la fibra sensible del espectador. Tiene algún detalle en que se le va un poco de las manos y puede rozar lo grotesco en lo que se refiere a marcar el contraste de los estilos de vida tan distintos que llevan unos y otros.

Es en definitiva un film que trata sobre almas desgarradas, por los errores del pasado, que van en busca de redención, en un contexto de comedia agridulce que alcanza algunos momentos de gran intensidad emocional.

miércoles, 19 de agosto de 2015

Nuevo reportaje de Galax Pictures: Andorra

La nueva producción de Galax Pictures este verano es un reportaje sobre Andorra, el microestado europeo de los Pirineos. Un lugar muy recomendable para visitar.

El vídeo recoge distintos lugares del territorio, tanto en su vertiente de naturaleza como cultural. Este es el reportaje:



Puedes ver más vídeos de Galax Pictures AQUÍ.

domingo, 9 de agosto de 2015

Tras la pista del Sindicato

Llega la quinta entrega de las andanzas del agente secreto Ethan Hunt. Misión:Imposible. Nación secreta. Tras 19 años desde la primera película Tom Cruise se ha mantenido fiel a ciertas bases que sentó desde un principio. Por un lado siempre ha querido hacer él escenas de alto riesgo, y que además se le vea bien la cara para que se note que de verdad es él, y continua haciéndolo a pesar de haber superado ya los cincuenta años de edad. Por otra parte desde el inicio quería que cada película que se hiciera tuviese un director diferente, de manera que cada misión estuviera dotada de un estilo propio. Tras Brian de Palma, John Woo, J.J Abrahms y Brad Bird esta vez le ha tocado coger las riendas de la nueva aventura a Christopher McQuarrie, que ya dirigió a Cruise en Jack Reacher. Este es su tercer film como director aunque su carrera profesional ha estado más marcada por su labor como guionista con títulos como Sospechosos habituales, Valkiria o Al filo del mañana. El libreto de la presente película también lo ha coescrito junto con Drew Pearce, responsable del guión de Iron Man 3.

Recupera protagonismo Ving Rhames, que ha estado presente en toda la saga pero que en la anterior entrega, Protocolo fantasma, había quedado relegado a una breve aparición. Los nuevos fichajes de aquella repiten esta vez, Jeremy Renner y Simon Pegg, y se suman al equipo la actriz sueca Rebecca Ferguson y el veterano Alec Baldwin. Por otro lado el villano de la función lo interpreta Sean Harris, visto en Prometheus, que compone un personaje sombrío, carismático y muy convincente, aunque posiblemente el mejor de la saga sigue siendo el de Philip Seymour-Hoffman en Mission:Impossible III

Esta vez la misión para Ethan Hunt básicamente es sobrevivir, ya que lleva tiempo siguiendo la pista a una organización criminal secreta llamada El Sindicato, y éstos se han percatado de ello y van a por él. Todo un juego de el gato y el ratón en el nunca se sabe exactamente quién es el gato y quién el ratón.

Todas las secuencias de acción están perfectamente planificadas y son realmente vibrantes. Tanto la escena bajo el agua como la persecución de motos o la secuencia en la ópera son excelentes. Esta última, que tiene lugar entre bastidores durante la representación de Turandot, tiene reminiscencias a El hombre que sabía demasiado de Hitchcock.

Las coreografías de las peleas cuerpo a cuerpo están mejor rodadas de lo que vemos últimamente en el cine de acción en el que los planos son tan cortos y movidos que apenas se puede apreciar lo que está ocurriendo. Aquí sí que se puede entender lo que pasa, lo cual es de agradecer. Por otra parte la narrativa de la película es muy nítida, se puede seguir perfectamente el desarrollo de la trama a pesar de la verborrea espía que se suele utilizar en este tipo de films y de la cantidad de pirotecnia y acrobacias que inundan el metraje.

Por tanto estamos ante una de las misiones más redondas de toda la saga, en la que todos los elementos funcionan a la perfección, tanto técnicamente como narrativamente. Todo un espectáculo.