Entrada destacada

Fotogramas y corcheas se amalgaman en el jazz

«No hay melodía. Trasciende las notas, no es lo que se espera. Se improvisa, como lo de hoy.» Así definía el jazz Tom Cruise en la piel de ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

lunes, 31 de octubre de 2016

Un extraño doctor viajando por el multiverso

Llega una nueva producción de Marvel Studios: Doctor Extraño (Doctor Strange), dirigida por Scott Derrickson, especializado en cine de terror. Tuvo hace unos años una incursión en el género de ciencia ficción con un malogrado remake de Ultimatum a la Tierra. Lo que sí había dejado patente es que tiene un sólido conocimiento en el manejo de las tecnologías digitales. Ahora se incorpora al universo Marvel con la adaptación de uno de sus personajes menos conocidos y el resultado es muy interesante tanto en el aspecto técnico como conceptual.

Un arrogante y exitoso neurocirujano ve truncada su meteórica carrera profesional al sufrir un accidente con su coche. Desesperado por no conseguir recuperar plenamente sus facultades mediante los últimos adelantos de la medicina, decide buscar una vía alternativa de sanción en las artes místicas, a pesar de su escepticismo en ese tema.

La película goza de un espectacular aspecto visual que justifica el surrealismo de sus apabullantes imágenes por desarrollarse la acción en universos solapados, espacios multidimensionales y viajes astrales, o lo que es en resumidas cuentas el multiverso. En este sentido el film nos trae reminiscencias de Origen, de Christopher Nolan, o incluso de Matrix, de los hermanos Wachowski. Por otra parte el hecho de ser un superhéroe que desarrolla poderes mentales, puede recordar en cierto modo a La Sombra, un superhéroe de DC Cómics llevado al cine en 1994 por Russell Mulcahy.

Además del poderoso tratamiento gráfico, Doctor Strange aporta conceptualmente un contenido interesante por el planteamiento del debate entre razón y fe, ciencia y misticismo, lo físico y lo etéreo. Es realmente una historia de conversión de un escéptico en creyente cuando su vida se viene abajo y debe encontrar un nuevo rumbo. Por lo demás la película tiene escenas de acción bien resueltas, buen ritmo narrativo y golpes de humor efectivos y correctamente dosificados. Todo el conjunto se ve aderezado por la acertada música de Michael Giacchino, responsable de partituras como las de Del revés, El destino de Júpiter, o Jurassic World, por citar algunas.

El reparto lo encabeza Benedict Cumberbach, protagonista de The imitation game, y hace suyo el personaje como Robert Downey Jr. hizo con Iron Man. Le acompañan Rachel McAdams, vista a principios de año en Spotlight, Chiwetel Ejiofor, protagonista de 12 años de esclavitud, Tilda Swinton, vista en El gran hotel Budapest, y Mads Mikkelsen, el otrora villano de Casino Royale, que en esta ocasión también es el malo de la función.

domingo, 16 de octubre de 2016

Los siete variopintos magníficos

El director japonés Akira Kurosawa estrenaba en 1954 la película Los siete samurais, sobre un pueblo de gente humilde que es atacado por una banda de forajidos y deciden contratar a siete samurais que los defiendan de sus atacantes. Hollywood siempre ha estado al quite de cazar buenas ideas y hacer su propia versión las mismas, así que en 1960 se estrenaba Los siete magníficos, dirigida por John Sturges, que trasladaba esta misma historia al género western, situando la acción en un pueblo mexicano de agricultores que son hostigados por una banda comandada por el malvado Calvera, estupendamente interpretado por un genial Eli Wallach. El reparto contaba con rostros muy conocidos de la época como Yul Bryner, Steve McQueen, James Coburn, Robert Vaughn, Charles Bronson, Brad Dexter y Horst Buchholz, actor alemán que debutaba en Hollywood con esta película tras iniciar su carrera cinematográfica años atrás en su país de origen.

El film se ha convertido en un título mítico de la historia del cine, y ha sido objeto a lo largo de los años de innumerables imitaciones. Ahora llega a las pantallas un remake de la mano del director Antoine Fuqua. La nueva versión de Los siete magníficos (The magnificent seven) cuenta con un plantel de estrellas encabezado por el carismático Denzel Washington acompañado de Ethan Hawke, Vincent D'Onofrio y Chris Pratt, que despliega aquí más carisma que sus otros descafeinados personajes de héroe en Jurassic World o Guardianes de la galaxia. El grupo lo complementan los menos conocidos Byung-hun Lee, Manuel García-Rulfo y Martin Sensmeier. El villano de turno lo interpreta Peter Sarsgaard. Además pone el toque femenino al elenco la actriz Haley Bennett en el papel de la persona que decide contratar al grupo de pistoleros. Bennett había trabajado ya junto a Denzel Washington a las órdenes de Fuqua en The equalizer. Por otro lado Washington ganó el Oscar a mejor actor principal bajo la batuta de Fuqua en Training day, en la que también compartió protagonismo con Ethan Hawke.

Los personajes, además de representar a distintos arquetipos del western y tener distintas personalidades que contrastan entre sí, también dan un aspecto variopinto al conjunto desde el punto de vista físico ya que se trata de un grupo interracial e intercultural: hay un negro, un asiático, un indio comanche, un mexicano y tres blancos, de los cuales uno es de edad notoriamente más avanzada que los demás.

En esta ocasión el escenario de Los siete magníficos es un pueblo estadounidense de agricultores que se ve amenazado por un hombre de negocios sin escrúpulos que pretende quedarse con las tierras para explotarlas como mina de oro. En este sentido la película nos trae ecos de El jinete pálido (Pale rider) de Clint Eastwood. En la trama subyacen temas de interés como el debate entre justicia y venganza, o también la implicación en una causa, el hacer cosas por los demás porque es lo correcto, independientemente de si se recibe o no una retribución a cambio, tema también tratado en su predecesora. No obstante son temáticas que se esbozan pero no se profundizan, y es que el guion de la película es correcto estructuralmente pero resulta algo pobre en cuanto a diálogos, que en cambio sí eran muy buenos en el clásico de Sturges.

Visualmente la película es poderosa. Las escenas de acción están perfectamente coreografiadas y rodadas con garra por parte de su director. El film goza de un buen arranque, decae un poco el interés en la parte del reclutamiento de los pistoleros, que resulta algo sosa, y finalmente culmina en un clímax de enorme poderío visual. Globalmente resulta espectacular, vibrante y entretenida.

martes, 11 de octubre de 2016

Galax Pictures, el libro

En octubre de 2006 llegaba un nuevo dominio a la Red: galaxpictures.com para ofrecer on line vídeos de producción propia. Unos meses después iniciaba su andadura el presente blog como complemento a esa idea de especie de "productora de cine on line". Más tarde, a lo largo de los años y para ir con el signo de los tiempos, se fueron incorporando los perfiles en las distintas redes sociales según iban ganando auge entre los internautas.

Y ahora, en su décimo aniversario, llega el salto al mundo literario con el libro Historia de un blog de cine. Un recorrido por esta década de existencia a través de una selección de 55 artículos publicados en este blog a lo largo de estos años, y engarzados unos con otros por el relato de las circunstancias que me llevaron a escribir en cada momento, así como agrupados por capítulos temáticos.

El libro ha sido editado por Bubok Publishing y se encuentra ya a la venta tanto en formato papel como en e-book. Mientras tanto el blog sigue creciendo con su actividad habitual. La historia continúa.