Entrada destacada

El booktrailer de Historia de un blog de cine

Enlaces relacionados: Presentación del libro Historia de un blog de cine . Galax Pictures, el libro .

Busca en Galax Pictures Cine Blog

lunes, 24 de abril de 2017

30 años de Arma letal

En marzo de 1987 se estrenaba en Estados Unidos una película de acción titulada Arma letal (Lethal weapon), que a España llegaría en agosto de ese mismo año. El éxito fue rotundo, tanto que dio lugar a tres secuelas y se ha convertido con el tiempo en paradigma del género conocido como buddy movies, o lo que es lo mismo «películas de colegas», que suelen ser films de acción con una mayor o menor dosis de humor, según los casos, en la que dos tipos duros, que suelen ser policías pero no necesariamente es siempre así, con caracteres antagónicos trabajan juntos en alguna trama criminal. En Arma letal se presenta a un policía blanco, joven, emocionalmente inestable y adiestrado militarmente en el manejo de las armas y las luchas cuerpo a cuerpo, el cual es asignado como compañero un hombre negro de mediana edad, equilibrado, padre de familia, que está pensando en la jubilación.

Con estos perfiles el guion de Shane Black resultaba muy prometedor para que la fórmula de la buddy movie funcionara, y de hecho así fue, pero también resulta innegable que para trascender de la manera que lo hizo, y colocarse por encima de la media en popularidad dentro de este tipo de producciones, fue crucial el buen hacer tras las cámaras del director Richard Donner y la tremenda química y carisma que emanan Mel Gibson y Danny Glover en la pantalla. Ambos personajes protagonistas, Riggs y Murtaugh, son difícilmente imaginables con los rostros de otros actores. Los dos intérpretes eran ya conocidos, Gibson por la saga Mad Max y Glover por Único testigo y El color púrpura, pero Arma letal fue la película que los consagró definitivamente como grandes estrellas. Del mismo modo el director gozaba de buena reputación por éxitos de taquilla como Superman, La profecía, Los Goonies o Lady Halcón, pero con Arma letal dio el paso definitivo para convertirse en director estrella.

A la buena sintonía y gran trabajo del equipo, hay que añadir también el toque exótico de la trama, ya que los villanos de turno no eran unos criminales cualesquiera, sino que se trataba de un grupo de ex militares de la guerra de Vietnam que mantenían una red de narcotráfico desde Asia. Este aspecto de dar un componente internacional a la historia lo mantuvieron en la segunda parte, en la que se enfrentaban a diplomáticos sudafricanos corruptos en pleno apartheid, y en la cuarta entrega en la que se veían las caras con las triadas chinas y el tráfico de esclavos. Solamente el tercer film de la saga ofrecía un caso de alcance más local, sobre un ex policía que trafica con armas confiscadas.

Aunque originalmente se estrenó con una duración de 105 minutos, actualmente se puede encontrar en formatos domésticos el montaje del director, que ofrece siete minutos adicionales de metraje. Este material se corresponde con la ampliación de algunas escenas y con otras secuencias totalmente nuevas, que ahondan en la presentación de los dos protagonistas, enriqueciendo así a los personajes, especialmente al de Martin Riggs. Concretamente hay una escena totalmente nueva en la que Riggs se enfrenta con un francotirador en un parque infantil, que es estupenda y no entiendo por qué la habían cortado en el montaje original. Pero en fin, son cosas que pasan en la industria del cine.

martes, 18 de abril de 2017

La nueva promo de Ragora Juegos


El nuevo vídeo promocional realizado para la marca Ragora Juegos se plantea con un concepto diferente a los anteriores. Hasta ahora las promos se hacían con una intención más descriptiva, pero quienes hayan seguido a la marca ya conocen bien los productos, por lo que para el nuevo vídeo se ha optado por un concepto más de impacto que de descripción.

viernes, 7 de abril de 2017

Logan, un crepuscular Lobezno

Tras su incorporación al universo de los X-Men con Lobezno inmortal, el director James Mangold, artífice de títulos como Copland o El tren de las 3:10, regresa para cerrar la trilogía sobre el famoso mutante con garras de adamantium con la película Logan, que se perfila como una suerte de western futurista con esquema de road movie, más serio y violento que la media de las películas relacionadas con la saga de mutantes de Marvel.

Se muestra a Lobezno, Caliban y Charles Xavier en el año 2029, malviviendo en un lugar perdido de la frontera entre Estados Unidos y México. Son los últimos mutantes que quedan en el mundo. Se encuentran envejecidos y con sus poderes mermados, aunque no extintos. Un día aparece en sus vidas una niña perseguida por unos implacables cazarrecompensas, que trabajan para una potente empresa de investigación científica, y la cosa se complica.

Hugh Jackman está en su salsa y ofrece una carismática y crepuscular interpretación del personaje que le ha dado su estatus de estrella mundial en la gran pantalla. En general, todos los personajes tienen un calado dramático mayor que la media de todas las películas sobre los X-Men. Tiene grandes dosis de acción muy violenta. Sin embargo, eso no desmerece en absoluto el relieve interno de los personajes, así como el mensaje subyacente sobre la búsqueda de los lazos afectivos y familiares como meta y solución a una vida solitaria condenada al ostracismo, en una sociedad futura totalmente deshumanizada.